Air Celebration, La libération a toujours été là.

Abandono - 5:09 (24/01/2014)



    


Pregunta: Quisiera saber: si abandono mis creencias, mis certezas y mis miedos, ¿eso puede permitirme acceder a quien yo soy, o no?


Air: A ver, hay una respuesta que tengo deseos de gritarte, que es: “¡Sí!”. Y luego hay otra respuesta que es, que sobre todo, no hay que creerme porque si, en un momento dado, tú me crees: vuelve a poner una creencia. Así pues, no hay más abandono. No me creas, sobre todo.

Mi testimonio es éste: Una vez que ustedes abandonan todo (eso no quiere decir no asumir sus responsabilidades en el flujo de la vida) sino, una vez que se abandona todo apego a un resultado, como una vez que se abandona, de hecho todo apego a lo que sea, una vez que uno se ha vaciado de creencias… Es un poco como si se tuviera agua y encima de ella, estuviera lleno de hojas muertas…

¿Qué es una creencia? Una creencia es algo que es resultante, o de una experiencia que se ha puesto en una casilla memoria, o que se ha tomado de algún otro pero eso se vuelve lo mismo, es todavía menos vivo porque no se lo ha vivido. En realidad, las creencias no están más vivas. Así pues, la imagen de las hojas muertas es verdaderamente eso. Son cosas que vienen a la superficie, que están muertas y se va a tener la impresión que el mundo es eso. Pero cuando abrimos un poco las hojas en la superficie del agua, se ve el agua clara debajo. Y es exactamente lo que sucede en el momento donde la verdad aparece. Es decir que no es la búsqueda de la verdad que nos lleva a la verdad (en fin, de una cierta manera, sí porque buscando la verdad se intenta encontrar la manera de hacerlo) no es focalizando, con fuerza, dentro de la verdad, es eliminando lo que no es la verdad y lo que no se puede verificar. Cuando no se puede verificar algo, se puede decir muy bien: “ok, no sé si eso es válido o no entonces, lo pongo al costado”. No lo rechazo. Por ejemplo: ¿soy este cuerpo? No, pero adhiero a esta creencia desde que soy muy pequeño entonces no he podido verificarla, así pues la pongo de lado y acepto la idea que haya alguien o que no haya nadie. Y después se verá. Se deja justamente con flexibilidad. No se tira nada.

Abandonar es sobre todo no hacer acto de violencia con lo que sea. Es, al contrario, un acto de amor. Es: “yo ofrezco desnudarme y se verá que sale de ahí.” Y desgraciadamente, lo que sale es lo que no se puede compartir porque lo que sale está en cada uno. Es cada uno que ve desplegarse la verdad en sí mismo. La única cosa que se puede compartir, es, si nos desnudamos delante de la vida, si se acepta que ella se mueve (porque la vida se mueve) si se acepta que hay momentos difíciles aun permaneciendo en el abandono, en ese flujo dejándose llevar… Sí, entonces aparece la verdad.

 
 
Propuesto por Air
http://www.air-celebration.org
Traducción: A.I.